El ámbito de actuación de la Fundación Canaria para la Reforestación es el Archipiélago Canario, estando actualmente centrado en la provincia de Las Palmas por presentar estas islas una mayor necesidad de recuperación de la masa forestal. La Fundación Foresta trabaja todos los pisos de vegetación, desde el mar hasta la cumbre, siempre respetando y usando las especies endémicas y autóctonas propias de cada ecosistema de las islas.

Desde suelos privados (75% del archipiélago) hasta suelos públicos (25% restante) la Fundación Foresta trabaja como una Agencia de Extensión Forestal entre las Administraciones Públicas y los diferentes propietarios de los suelos. Este papel de intermediarios permite que la Fundación Foresta llegue a cualquier rincón del Archipiélago, especialmente allí donde las Administraciones Públicas no llegan.