El pasado sábado 3 de octubre, voluntarios del Grupo Montañero Gran Canario (GMGC) y una veintena de voluntarios de FORESTA asistieron a una nueva actividad de educación ambiental que la Fundación FORESTA está desarrollando en la zona norte de Gran Canaria bajo el marco del proyecto LIFE+Rabiche que lidera el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria (y en el que colaboran la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas y Gesplan). En esta ocasión se plantaron 139 nuevos árboles de Monteverde (Tajinaste Azul, Madroño, Acebiño, Cresta de gallo y Faya).

Las altas temperaturas de las últimas semanas, provocaron que contásemos con una cuba de 5.000 L. para regar los nuevos arbolitos y las repoblaciones colindantes. Los más pequeños fueron los protagonistas en esta labor. Esta actividad culminó con un paseo interpretado hasta la zona de cría de la Paloma Rabiche, donde Alejandro Suárez, veterinario del proyecto Life+Rabiche y compañero de Foresta en las acciones de sensibilización, acompañó a los voluntarios y les explicó de primera mano los aspectos más destacables de este proyecto.

Cabe destacar que a pesar del calor que hizo durante la jornada y teniendo en cuenta que no había sombra donde cobijarse, todos y cada uno de los voluntarios que asistieron no cesaron en su labor de plantar, y no de cualquier manera, sino que demostraron interés, empeño y dedicación en la labor que realizaron, y con la preocupación de "hacerlo bien y de plantarlo todo". Experiencias como estas nos llenan de energía, muchas gracias a todos los voluntarios que participaron en la actividad.