El pasado sábado 26 de septiembre, usuarios de la Asociación APAELP y una treintena de voluntarios de FORESTA asistieron a la primera actividad de reforestación que inaugura la segunda campaña de educación ambiental que la Fundación FORESTA está desarrollando en la zona norte de Gran Canaria bajo el marco del proyecto LIFE+Rabiche que lidera el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria (y en el que colaboran la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas y Gesplan). En esta ocasión se plantaron 122 nuevos árboles de Monteverde (Tajinaste Azul, Madroño y Faya).

Esta actividad de repoblación, comenzó con un paseo interpretado hasta la zona de cría de la Paloma Rabiche, donde Alejandro Suárez, veterinario del proyecto Life+Rabiche y compañero de Foresta en las acciones de sensibilización, acompañó a los voluntarios y les explicó de primera mano los aspectos más destacables de este proyecto. Finalmente culminaron el paseo, en la zona de repoblación donde les esperaban más de un centenar de jóvenes arbolitos para ser plantados en una interesante jornada.

Gracias a todos los voluntarios que participaron en la actividad por su contribución al patrimonio natural de nuestra isla.